Jorge Manrique





1

Enlaces patrocinados

[<] [>]

Con el gran mal que me sobra...

       Con el gran mal que me sobra
  2  y el gran bien que me fallesce,
     en començando algún obra,
     la tristeza que me cobra
  5  todas mis ganas enpesce,
       y en queriendo ya callar,
  7  se leuantan mis sospiros
     y gemidos a la par,
     que no me dexan estar
 10  ni me muestran qué deziros.

 11    No que mi dezir s'asconda,
     mas no hallo que aproueche,
     ca puesto que me responda
     vuestra vela o vuestra ronda,
 15  responderá que yo peche.
       Dirá luego: Quién te puso
     en contienda ni quistión?;
     Yo, aunque bien no m'escuso
     ni rehuso ser confuso,
 20  contaré la ocasión.

       Y diré que me llamaron
     por los primeros mensajes
 23  cien mil que vos alabaron,
     y alabando no negaron
 25  recebidos mil vltrages.
       Mas es tal vuestra beldad,
     vuestras gracias y valer,
     que razón y voluntad
     os dieron su libertad
 30  sin poderse defender.

 31    Emprendí, pues, noramala
     ya de veros por mi mal,
     y en subiendo por la'scala,
     no sé quál pie me resuala,
 35  no curé de la señal.
       Y en llegando a la presencia
     de bienes tan remontados,
     mis desseos y cuydados
     todos se vieron lançados
 40  delante vuestra excelencia.

       Allí fue la gran quistión
     entre querer y temor,
     cada qual con su razón
     esforçando la passión
 45  y alterando la color.
       Y avnqu'estaba apercebido
     y artero d'escarmentado,
     quando ouieron concluido,
     el temeroso partido
 50  se rindió all esforçado.

 51    Y como tardé en me dar
 52  esperando toda afruenta,
     después no pude sacar
     partido, para quedar
 55  con alguna fuerça esenta.
       Antes me di tan entero
     a vos sola de quien soy
     que merced d'otra no'spero,
     sino de vos, por quien muero;
 60  y avnque muera, más me doy.

       Y en hallándome catiuo
     y alegre de tal prisión,
     ni me fue el plazer esquiuo
     ni'l pesar me dio motiuo
 65  de sentir mi perdición.
       Antes fuy acrescentando
     las fuerças de mis prisiones
     y mis passos acortando,
     sintiend'oyendo mirando
 70  vuestras obras y razones.

       Y aunque todos mis sentidos
     de sus fines no gozaron,
 73  los ojos enbeuecidos
     fueron tan bien acogidos
 75  que del todo m'alegraron.
 76    Mas mi dicha, no fadada
     a consentirme tal gozo,
     se boluió tan presto yrada
     que mi bien fue todo nada
 80  y mi gozo fue en el pozo.

       Robóme vna niebla escura
     esta gloria de mis ojos,
     la qual por mi desuentura
     fue ocasión de mi tristura
 85  y aun la fin de mis enojos.
 86    Qual quedé, pues, yo quedando
     ya no ay mano que lo escriua,
     ca si yo lo vo pintando,
     mis ojos lo van borrando
 90  con gotas de sangre biua.

  91   La crueza de mis males
     más se calla en la dezir,
     pues mis dichos no son tales
     que ygualen las desiguales
 95  congoxas de mi beuir.
       Mas después d'atormentado
     con cien mil agros martirios,
     diré qual amortajado
     queda muerto y no enterrado,
100  a'scuras, sin luz ni cirios,

       qual aquel cuerpo sagrado
102  de San Vicente bendito,
     después de martirizado,
     a las fieras fue lançado
105  por cruel mando maldito;
       mas otro mando mayor
     de Dios, por quien padesció,
     l'embió por defensor
     vn lobo muy sin temor
110  y vn cuervo que l'ayudó.

     [Fin]

       Assí aguardan mi persona
     por milagro, desqu'e muerto,
     un león con su corona
     y vn cuervo que no abandona
115  mi ser hasta ser despierto.
       Venga, pues, vuestra venida
     en fin de toda mi cuenta;
     venga ya y verá mi vida
     que se fue con vuestra yda,
120  mas deue quedar contenta.

Acerca del poema:

Se halla recogido únicamente en el Cancionero General, fols. 96v-97r («Comiençan las obras de don Jorge Manrique»), donde abre efectivamente la serie de composiciones asignadas a Jorge Manrique.


Notas:

  2 me fallesce
"me falta".
  5 enpesce
"impide, obstaculiza".
  7 mis
En algunas ediciones figura "mil".
 11 asconda
"esconda", forma arcaica.
 15 peche
"pague tributo".
 23
Este tipo de hipérboles en los encarecimientos de amores son frecuentes en los poetas de cancioneros y, como se advierte, muy del gusto de Jorge Manrique (versos 7, 23, 25, 97). (Pérez Priego, ob.cit., pág. 44).
 31 noramala
aféresis, por "en hora mala".
 35 curé
"cuidé, reparé, consideré".
 51 me dar
"rendirme, entregarme". Como se observa, son muy abundantes en el poema los conceptos y términos del lenguaje militar y guerrero. (Pérez Priego, ob.cit., pág. 45)
 52 afruenta
"afrenta", con diptongazión arcaizante.
 73 enbeuecidos
"embelesados".
 76 fadada
"destinada, determinada".
 80
El uso de este tipo de frases proverbiales y refranes ocurre con cierta frecuencia en la poesía amorosa de cancioneros. (Pérez Priego, ob.cit., pág. 46)
 86
El texto del Cancionero General presenta, seguramente por error, qual puede, que han corregido los editores modernos. (Pérez Priego, ob.cit., pág. 46)
 90
El de las lágrimas que van borrando lo escrito es un bello tópico de esta poesía amorosa, que puede encontrarse en otros poetas de la época, como Carvajal o Álvarez Gato. En realidad, es una variante del tópico de lo indecible, bien catalogado y estudiado por la tradición retórica. (Pérez Priego, ob.cit., pág. 46)
 91 crueza
"crueldad".
102 San Vicente
Según la leyenda dorada y las actas de los mártires, fue diácono del obispo San Valerio, en Zaragoza; encarcelado por Daciano, tras infligirle numerosos y crueles tormentos, mandó arrojar su cadáver al campo, donde fue custiodiado por un cuervo que ahuyentaba a todas las alimañas y hasta hubo de enfrentarse a un lobo. Manrique quizá se inspire en una fuente iconográfica donde apareciesen estáticos el cuervo y el lobo, y diese la impresión de que ambos defendían al cadáver. (PérezPriego, ob.cit., pág. 47)

[<] [>]


URL: http://jorgemanrique.alinome.net/poemas/conelgra.php
Se lee mucho mejor con cualquier navegador.
Fecha de creación: 2000-04
Última actualización: 2008-11-14
Contacto: marcos@jorgemanrique.alinome.net
Sede principal del autor.